logo.png

Wat Phu Champasak

Imprimir

Pequeño en comparación con los monumentales templos de la época Angkor situados en Camboya, lo que hace especial a Wat Phu Champasak, en el sur de Laos, es la combinación entre la calidad de sus edificaciones y el misticismo que se respira al recorrer el complejo bajo la sombra de unos árboles que amenazan con engullirse las piedras. Wat Phu Champasak fue declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en el año 2001.

Descripción

Wat Phu es un complejo de templos del Imperio Jemer en ruinas que se encuentra donde se cruza la llanura del rio Mekong con la base del monte Phu Phasak, en la provincia de Champasak, al sur de Laos. El Phu Phasak, también conocido coloquialmente como el "monte pene", ya era un lugar sagrado para la gente de la región muchos siglos antes de la construcción de los edificios del complejo religioso cuyas ruinas pueden ser vistas hoy. Se sabe que las primeras tribus austro asiáticas establecidas en la zona rendían tributo a espíritus animistas vinculados con la montaña y a las aguas del manantial que emanan del monte.

Estructura
El yacimiento arqueológico está dividido en seis terrazas situadas en tres niveles principales, los cuales están unidos entre sí por una largo tramo de escaleras flanqueadas por estatuas de leones y nagas.  Se trata, por tanto, de un complejo único en que toda su estructura está diseñada para  conducir  hasta un templo santuario donde una lingam de Shiva era bañado por el agua de un manantial sagrado proveniente del monte Phu Kao. Más tarde, tras la caída del Imperio Angkor, el sitio se convirtió en un centro de culto budista Theravada, lo que continua siendo hasta hoy en día

La entrada principal, perteneciente al nivel inferior, consiste en una pasarela de piedra arenisca que se encuentra flanqueada por un estanque de ceremonias, llamado baray, a cada lado, los cuales suelen llenarse de agua y flores de loto durante la época de lluvias.   La pasarela de entrada lleva hasta dos pabellones rectangulares (nivel medio) construidos en piedra arenisca y laterita, probablemente a mediados del siglo X, al estilo de Koh Ker (Camboya). Se especula que uno estaba dedicado a las mujeres y el otro a los hombres, aunque esto no está demostrado. Varias figuras  hindúes, como Vishnu y Shiva, aparecen esculpidas sobre los dinteles de estos edificios, incluyendo un relieve donde aparece Shiva y Parvati montados sobre Nandi, el toro que monta Shiva. Detrás del pabellón sur se encuentra justamente un pequeño edificio dedicado a Nandi, desde la cual sale  un camino empedrado  que  habría llegado hasta el mismísimo Angkor Wat. También en esta terraza  perteneciente al nivel medio se encuentra la impresionante figura de un centinela o dvarapala, en posición de ataque.

En el nivel superior se encuentra el santuario propiamente tal, el cual albergaba el lingam de Shiva y se encontraba decorado con relieves que recreaban pasajes de la mitología Hindú. Detrás del santuario, esculpido sobre una gran losa de piedra, se encuentra el Trimurti de estilo Jemer, representando a la santa trinidad de deidades hindúes; Shiva, Vishnu y Brahma. Al costado se encuentra la cueva desde la cual emana el agua del manantial, la cual era conducida  hasta el santuario. Al este del santuario se haya la piedra del cocodrilo, la cual pertenecería al periodo de Angkor, pues para la cultura Jemer los cocodrilos representaban la imagen de un semidiós. 

Datos prácticos

El lugar más recomendable para utilizar como base para visitar Wat Phu Champasak es la ciudad de Pakse, capital de la provincia de Champasasak, y ubicada a unos 46 kilómetros del yacimiento arqueológico. 

Lao Airlines opera un vuelo diario entre Pakse y Vientiane y, en temporada alta, algunas frecuencias semanales con Luang Prabang. También durante la temporada alta Pakse recibe vuelos internacionales provenientes de Phnom Penh, dos veces por semana, y Siem Rep, tres veces por semana. También Pakse se sitúa a tan solo 44 kilómetros del puesto fronterizo de Vang Tao con Tailandia (Chong Mek), desde donde es posible viajar a la capital de Tailandia.

Es recomendable visitar el complejo de Wat Phu Champasak durante la temporada seca, y conviene tener en cuenta que  en el lugar cada año se celebra el Wat Phu Champasak, una celebración de tres días que tiene lugar durante el Magha Puja, el día de luna llena del tercer mes lunar, usualmente febrero. La mayoría de las ceremonias son budistas, e incluyen el ascenso al monte Phu Phasak para dejar ofrendas. A las festividades religiosas se suman un buen número de atracciones y actividades de entretención que animan el lugar por las noches.